¿Aplicaciones para registrar los gastos? No gracias


Aquello que no se puede medir, no se puede controlar. Por eso registro todos mis ingresos y gastos desde hace varios años

En principio me creé una aplicación en Access que fui depurando y mejorando con el tiempo. Pero cuando llegaron los smartphones y la nube, con la posibilidad que ambos ofrecían de tenerlo todo ubicuo y accesible en tiempo real, la aplicación local en Access perdió interés. El remate para abandonarla fue mi salto de Windows a Linux, donde Access no se puede ejecutar fácilmente

La herramienta que necesitaba tenía que cumplir al menos estos requisitos:

  • Acceso desde cualquier navegador o dispositivo en cualquier sistema operativo


  • Acceso en tiempo real desde el móvil, como mínimo para la captura de gastos e ingresos: No quería ir guardando tickets para meterlos todos al final de día. Y menos aún anotar de memoria. Ya he vivido serios descuadres por fiarme de la memoria. Lo efectivo es gastar y anotar reduciendo al mínimo posible el tiempo entre ambas acciones
  • Partida Doble: Ya había experimentado la facilidad de descuadre de una contabilidad sin Partida Doble y la dificultad que ofrecía para registrar adecuadamente los movimientos de dinero que no implican gasto o ingreso alguno
  • Flexibilidad absoluta para personalizar el sistema a mis necesidades y gustos

Tras buscar y probar varias herramientas web y no-web me di cuenta de que había básicamente dos tipos:
  • Las aplicaciones domésticas para contabilidad personal: Las descarté porque resultan muy rígidas, ofrecen utilidades que no me sirven y carecen de otras que son imprescindibles, como la Partida Doble
  • Aplicaciones de Contabilidad de empresa: Si bien éstas cuentan con  Partida Doble, tienen una cantidad de herramientas y dificultad de manejo que excede con mucho mis pretensiones de control sobre mis ingresos y gastos
  • De todas ellas, solo algunas ofrecen sincronización entre dispositivos y herramientas tanto para el ordenador como para el móvil o tablet. Esas pocas, son de pago por suscripción, lo que implica una cuota anual renovable

Encontré la solución al descubrir la aplicación de Android Memento Database. La cual permite crear tablas y sincronizarlas con hojas de cálculo de Google Drive. Lo siguiente fue:
  • Crear la tabla en en el móvil de registro de gastos (e ingresos). La cual llamo Flujo

  • Alimentar la tabla Flujo con las cuentas de gastos e ingresos
  • Enlazar la tabla Flujo con Google Drive de manera que cuando hago un gasto, lo anoto en el dispositivo pudiendo sincronizar con la nube de Google en cualquier momento para tener todos los datos centralizados en un único lugar

  • Registrar gastos e ingresos, tanto desde el móvil en cualquier lugar y momento, como desde cualquier ordenador, tranquilamente, tras revisar los extractos bancarios
  • Crear las hojas mensuales donde, mes a mes, se obtiene balance de todas las cuentas
  • Crear la hoja anual donde se agrupan los meses por columnas de manera que se puedan comparar, totalizar y promediar fácilmente



Google+ Badge