¿Culpas a los smartphones y tablets del mal uso que hacemos de ellos?

Sabemos que muchos andamos enganchados al Whatsapp o a otras aplicaciones y vamos andando por la calle cruzando pasos de peatones sin prestar demasiada atención a si el coche que viene va a frenar o no

No es raro encontrar mesas de terraza donde varias personas están cara a la pantallita reemplazando la comunicación directa analógica por la digital y creando burbujas de insociabilidad

Y lo que es más habitual aún es culpar a las nuevas tecnologías del mal uso que hacemos de ellas



Pensemos una cosa. Esa persona que va por la calle enviando Whatsapps. Si solo enviase 10 al día...

Supongamos que lo trasladamos 50 años atrás...

¿Cuánto tiempo necesitaría para enviar esos 10 mensajes?... ¿Cuánto tendría que esperar para recibir respuesta y actuar en consecuencia? Seguramente lo más rápido serían las llamadas telefónicas y los telegramas... ¿Estaría el destinatario en su sitio cuando lo llamase? Y si ese destinatario tuviese que consultar a otro para poder dar una respuesta... ¿Podría mantener dos llamadas abiertas a la vez y resolver ambas interacciones en unos pocos minutos? Está clara la conclusión: las tecnologías actuales nos dan un poder de comunicación, rapidez, ubicuidad y acceso al conocimiento, impensable hace tan solo unos años y digno de soñadores o locos visionarios, hace tan solo algún siglo

Luego el problema no está en que enviemos 10 o 20 Whatsapps al día. Bien lo sabe el que tiene un negocio y lo usa para quedar con sus clientes. El problema está en que esos 10 o 20 mensajes no aporten nada a tu vida, salvo la pérdida de tiempo y la evasión del momento presente

Si las nuevas tecnologías van a servir para eso, para aislarse, para depender de ellas, para buscar en ellas lo que no encontramos en la vida real... Entonces si debemos temerles y mantenerlas muy a raya


Los mensajes de texto son una brillante forma de malcomunicar cómo te sientes y de malinterpretar lo que otros piensan

Pero seamos claros, la culpa no es del objeto ni de la tecnología. Sino del mal uso que hacemos de ella. Si alguien se mete con un coche en una autopista en sentido contrario, a nadie se le ocurre pensar en prohibir los coches o las autopistas

Pongamos otro ejemplo: En el metro de cualquier gran ciudad,  dos personas van sentadas juntas, cada una con su móvil. No levantan la cabeza del mismo hasta que ambos se bajan en la misma estación. En total han estado 20 minutos desde que se sentaron hasta que se fueron

El primer viajero estuvo leyendo chistes y frases chulas por el Whatsapp durante un rato, luego saltó al Facebook y estuvo curioseando sobre los perfiles de amigos y conocidos y finalmente se puso música y los auriculares, minutos antes de bajarse del metro, no sin antes ver si había alguna novedad por Twitter

El segundo también estuvo un rato contestando y enviando mensajes. Pero el primero fué para enviarle un "te quiero" a su mujer, envuelto de rosas. Para quedar con un amigo a comer ese mismo día empleó otros 3 o 4 minutos. Luego entró también al Facebook, pero para ver si la competencia seguía publicando fotos de su nueva línea de productos y los precios continuaban fuera del rango promedio que buscaban sus clientes. Por último también sacó los auriculares y se los puso antes de bajar; tenía que repasar las lecciones de inglés y mejorar la audición, pues estaba pensando en exportar en breve

El primer sujeto ha usado su móvil para evadirse. El sacrificio de tiempo y atención al momento presente han sido en vano, pues a penas ha tenido beneficio en su vida real todo el tiempo que ha dedicado al móvil

El segundo también se ha perdido admirar el momento presente, pero ese sacrificio le va a dar beneficios mayores a lo que haya podido perderse en ese rato por estar de cara al móvil. En ese rato está mejorando su inglés, está pensando cómo mejorar sus productos y tomar conciencia que los precios son un factor importante que le impide aspirar a clientes más grandes con su potencial actual. Y seguramente a la noche cuando llegue a su casa, su señora le agradecerá debidamente el mensaje de amor que tan extrañamente le ha enviado esa mañana. Además no comerá solo gracias a que ha quedado con su amigo

Claramente el primero está perdiendo el tiempo con las nuevas tecnologías y el segundo está perdiendo un tiempo que seguramente vale menos que lo que obtiene a cambio. Por lo que está haciendo un uso inteligente de las nuevas tecnologías

El potencial de las nuevas tecnologías es brutal. Tanto si lo usamos malamente para perder el tiempo como si lo usamos para nuestro beneficio

¿Dónde radica la diferencia entre perder el tiempo y aprovecharlo con estos aparatos? Un claro indicador es la consecuencia que en tu vida real analógica tienen tus acciones digitales

Me explico con otro ejemplo: Una persona pasa 6 horas al día cara al ordenador ¿Es mucho? ¿Poco?

-Si las pasa en su trabajo y ha de ser así, porque su trabajo requiere de un ordenador, es lo justo y necesario para cobrar a fin de mes, evidentemente si los resultados acompañan

-Si está estudiando una carrera a distancia desde un remoto pueblo rural, todo el tiempo que dedique será mucho menor al esfuerzo y gasto de desplazarse a una ciudad a estudiar la misma carrera. Jamás diremos que pasa mucho tiempo cara al ordenador, en todo caso diríamos que pasa mucho tiempo estudiando (diferencia entre medio y fin)

-Si esas  6 h se dedican a comprar o a jugar en casinos online. Será una barbaridad de tiempo pues muy pocos bolsillos pueden soportar ese ritmo

-Si se  pasan jugando a videojuegos. Será demasiado, pues está dejando de hacer cosas más importantes para su vida. Todo cambiaría si viviese de los videojuegos como profesional. Entonces... dependerá de a cuánto le salga la hora, Hay quien gana auténticas fortunas, tanto jugando como enseñando a jugar. Volvemos a lo mismo. Si eres jugador profesional, tanto el juego como el tiempo que le dedicas son medios para vivir en el mundo real, comer, pagar facturas...

Luego... si empleas la tecnología para crecer, aprender, trabajar, comunicarte, y tus acciones digitales tienen repercusiones positivas en tu vida real analógica; estás haciendo un buen uso y por lo tanto tus límites humanos son mucho menores que los de aquel que no usa la tecnología o la usa malamente

Si por el contrario. Tus acciones digitales a penas tienen repercusiones en tu vida real analógica o las que tienen son negativas (aislamiento, insociablilidad, procrastinación), no es de extrañar que culpes a los dispositivos o a la tecnología en general, del mal uso que haces de ella. Después de todo, no podemos negar que es muy fácil distraerse con ella

Tu decides cómo usar las nuevas tecnologías... porque me temo que renunciar, no es posible ya

Truco para que Windows 10 vaya rápido





La mejor manera de que Windows 10 vaya rápido es tirándolo por una pendiente muy pronunciada y sin frenos


Cuando uno instala otros sistemas operativos en el mismo equipo donde está (o estaba) Windows se da cuenta del gran lastre que el ordenador se ha quitado de encima. Esto es exageradamente notable en equipos pre-Windows 10. Es decir en aquellos que ya tienen algunos años


Vamos a los números: Equipo con menos de dos años 4 Gb de memoria y Win10. Para arrancar el sistema operativo, el LibreOffice, Chrome o el Firefox tarda hasta 3 veces más que el mismo software bajo Linux en un ordenador de hace 10 años y con menos memoria


Ahora hablemos del encendido/apagado. Te venden que Win 10 es más rápido que nunca encendiendo y apagando y te ocultan que usan la hibernación para ello. Tampoco te cuentan que en gran parte de los casos, se debe a la adquisición de nuevos equipos con discos sólidos, donde las velocidades de inicio y apagado se disparan independientemente del sistema operativo que uses


Además eso de más rápido... será mientras no enganche ninguna actualización de esas que pueden demorarse horas y obligarte a reiniciar varias veces; eso los días de suerte, donde no se enganchan y no hay que tirarlas para atrás. En Linux puedes actualizar hasta la distro (Sería como pasar de Win8 a Win10) sin tan siquiera apagar el equipo, como mucho recibirás una recomendación de reinicio, que no obligación



Estado inutilizable en el que queda el equipo durante horas a veces, mientras se actualiza Windows




Aquí vemos como florece todo un mercado de productos prometiendo reparar la falta de fiablilidad de Windows. Lo que debería ofrecer cualquier producto de pago de calidad, tenemos que ir a buscarlo y pagarlo entre terceros, con le consiguiente derroche de tiempo y dinero


Podríamos seguir hablando de la máquina de espionaje que se presume que es Windows 10, donde no puedes desactivar ni desinstalar sus productos al 100%. Podríamos decir que no nos importa que nos espíen porque no hacemos nada ilegal, pero ese espionaje está consumiendo ancho de banda de tu conexión y prestaciones de tu equipo.... Y si no me equivoco, la conexión y el equipo, los pagas tú para usarlos tú. No para que los usen ellos

Lo mismo podemos decir de los antivirus. Hay que pagar para asegurar un Windows que por defecto no es seguro, y además también es de pago (encubierto en el precio del ordenador)


Parece que eso ha mejorado algo con el antivirus integrado en Win 10, no obstante hay otros sistemas operativos donde no tienes que saturar tu equipo ni restarle prestaciones porque no necesita un programa policía vigilando todos los agujeros de seguridad del Sistema Operativo Así es fácil entender por qué un equipo reciente funciona peor que uno más antiguo con los mismos programas pero Linux en lugar de Windows. El PC Windows, una vez arrancado y listo para trabajar, presuntamente tiene ya una parte de la máquina trabajando en espiarte y otra parte de la máquina haciendo de policía en forma de antivirus. Fácilmente el 10 o el 20% de las prestaciones de tu equipo ya no están a tu disposición. Lo mismo podemos aplicar al ancho de banda de tu conexión. Para ser espiado y para tener el antivirus al día se necesita parte de tu conexión. Esa que tu pagas íntegramente sin recibir subvención alguna de la empresa que te espía


Si has llegado hasta aquí y no puedes prescindir de Windows, mereces un premio. Te voy a dar algunos consejos para optimizar Win10


-Haz una imagen de disco de tu Windows recién instalado, antes de que se contamine de programas. Con ello podrás recuperar tu ordenador al estado inicial sin grandes esfuerzos y volviendo a una copia limpia. Con esto tu equipo no va a correr más. En este caso estamos previniendo antes de curar


-Desactiva Cortana: Hasta donde se deje. No se puede al 100%


-Desactiva el inicio rápido: Este es el bonito nombre que han puesto a la hibernación de toda la vida que existe en los portátiles desde hace muuuuuchos años


-No uses los navegadores que vienen por defecto; ni Internet Explorer ni Edge. Si bien han mejorado bastante en seguridad; es de dominio público entre los expertos que presuntamente son herramientas de espionaje encubiertas. No lo podemos saber a ciencia cierta y por tanto hay que usar la presunción de inocencia porque esos programas no pueden auditarse, no son de código abierto. El código no solamente está inaccesible, sino que además cualquier ingeniería inversa que se realice sobre él está penada por la ley. ¿Te imaginas que fuese Sanidad a una fábrica de salchichas y no pudiese analizar el proceso de fabricación porque hay unas leyes que blindan al fabricante de salchichas? Pues eso pasa con el Software cerrado de Microsoft y Apple. En Chrome o Firefox el código está disponible y cualquier experto en seguridad puede auditarlos y decir sin tapujos ni miedo a represalias lo que no le gusta o lo que se puede mejorar


-Usa un disco sólido. Hasta hace bien poco era una buena solución. Ahora lo es menos debido a que sus precios se han duplicado recientemente


-Si usas disco sólido, desactiva la desfragmentación automática. Además de ser innecesaria, reduce la vida de estos discos que se desgastan mucho más que los discos duros convencionales


-Evita probar programas innecesariamente. Windows se contamina y queda rastro cada vez que instalas o desinstalas programas. Es muy raro encontrar un Windows a pleno rendimiento en el cual se hayan instalado o desinstalado decenas de programas. En mi caso, cuando necesito una funcionalidad que no está en los programas que uso, antes de instalar nada, busco alternativas web que me eviten contaminar el equipo con programas


Por ejemplo. Si necesito modificar un PDF puedo instalarme un programa que me permita hacerlo o buscar herramientas web que me permitan modificar sin tan siquiera tener que descargar los pdfs.


Para aclarar el brillo o contraste de una foto, tampoco es necesario piratear el Photoshop, ni tan siquiera instalar algún programa más ligero o libre y legal como la alternativa GIMP. Basta con usar las herramientas online de Google, Flickr o cualquier otro para hacer ajustes básicos en nuestras fotos


Para descargar vídeos de Youtube tampoco es necesario instalar nada. Basta con pasar el enlace del vídeo a alguna de las páginas especializadas en descargas y olvidarse de contaminar el ordenador


En conclusión: Windows es el estándar de facto, hay muchos programas que solo funcionan en esa plataforma y por tanto es fácil que no puedas prescindir de él


Por otra parte, salvo en casos muy concretos, la gran mayoría de programas Windows tienen alternativas gratuitas en Linux. Por lo que, sobre todo si tienes un equipo antiguo, para nada lo más recomendable es actualizarlo a Windows 10






¿Aplicaciones para registrar los gastos? No gracias


Aquello que no se puede medir, no se puede controlar. Por eso registro todos mis ingresos y gastos desde hace varios años

En principio me creé una aplicación en Access que fui depurando y mejorando con el tiempo. Pero cuando llegaron los smartphones y la nube, con la posibilidad que ambos ofrecían de tenerlo todo ubicuo y accesible en tiempo real, la aplicación local en Access perdió interés. El remate para abandonarla fue mi salto de Windows a Linux, donde Access no se puede ejecutar fácilmente

La herramienta que necesitaba tenía que cumplir al menos estos requisitos:

  • Acceso desde cualquier navegador o dispositivo en cualquier sistema operativo


  • Acceso en tiempo real desde el móvil, como mínimo para la captura de gastos e ingresos: No quería ir guardando tickets para meterlos todos al final de día. Y menos aún anotar de memoria. Ya he vivido serios descuadres por fiarme de la memoria. Lo efectivo es gastar y anotar reduciendo al mínimo posible el tiempo entre ambas acciones
  • Partida Doble: Ya había experimentado la facilidad de descuadre de una contabilidad sin Partida Doble y la dificultad que ofrecía para registrar adecuadamente los movimientos de dinero que no implican gasto o ingreso alguno
  • Flexibilidad absoluta para personalizar el sistema a mis necesidades y gustos

Tras buscar y probar varias herramientas web y no-web me di cuenta de que había básicamente dos tipos:
  • Las aplicaciones domésticas para contabilidad personal: Las descarté porque resultan muy rígidas, ofrecen utilidades que no me sirven y carecen de otras que son imprescindibles, como la Partida Doble
  • Aplicaciones de Contabilidad de empresa: Si bien éstas cuentan con  Partida Doble, tienen una cantidad de herramientas y dificultad de manejo que excede con mucho mis pretensiones de control sobre mis ingresos y gastos
  • De todas ellas, solo algunas ofrecen sincronización entre dispositivos y herramientas tanto para el ordenador como para el móvil o tablet. Esas pocas, son de pago por suscripción, lo que implica una cuota anual renovable

Encontré la solución al descubrir la aplicación de Android Memento Database. La cual permite crear tablas y sincronizarlas con hojas de cálculo de Google Drive. Lo siguiente fue:
  • Crear la tabla en en el móvil de registro de gastos (e ingresos). La cual llamo Flujo

  • Alimentar la tabla Flujo con las cuentas de gastos e ingresos
  • Enlazar la tabla Flujo con Google Drive de manera que cuando hago un gasto, lo anoto en el dispositivo pudiendo sincronizar con la nube de Google en cualquier momento para tener todos los datos centralizados en un único lugar

  • Registrar gastos e ingresos, tanto desde el móvil en cualquier lugar y momento, como desde cualquier ordenador, tranquilamente, tras revisar los extractos bancarios
  • Crear las hojas mensuales donde, mes a mes, se obtiene balance de todas las cuentas
  • Crear la hoja anual donde se agrupan los meses por columnas de manera que se puedan comparar, totalizar y promediar fácilmente



Smartwatches ¿Un capricho o sirven para algo?



Es una pregunta difícil pues dependerá del perfil y necesidades de cada usuario. Así como de su poder adquisitivo

Por lo que me limitaré a mostrar varios puntos de vista y contar mi experiencia, después de medio año usando un reloj inteligente



Justificando el coste (o intentándolo)

Lo primero que trataremos es su coste e intentaremos justificarlo. Dejando de lado los carísimos relojes de Apple y la hornada de smartwatches baratos sin Android que solo sirven para notificaciones del smartphone y poco más; centrándonos solo en los relojes Android podemos decir que en Europa, el precio medio de uno de estos dispositivos está en unos 250 €. En USA y Asia son más económicos. Como en toda la electrónica, parece que los europeos tenemos una especie de maldición por la cual no sólo somos los últimos en recibir las novedades, sino que además resulta bastante más cara

Pensaréis que eso es lo que cuesta un smartphone de gama media, por lo que en esta comparación, claramente el smartwach parece un poco desorbitado en precios


Pero si eres amante de los relojes, sabes que cualquier reloj con una calidad y diseño aceptables se acerca, si no sobrepasa esos precios y solo sirve para dar la hora, decorar tu muñeca y poco más. Por lo que comparado con los relojes de gama media hacia arriba, los smartwatches no son nada caros

La funcionalidad

El reloj inteligente, como reloj, de inteligente tiene poco. No es capaz de dar la hora correcta cuando se enciende. Necesita tomarla del teléfono mediante conexión. Eso deja ver claramente la alta dependencia del smartphone. Por lo que un reloj convencional, en cuanto a su función de dar la hora, es muy superior a uno inteligente. No obstante, teniendo en cuenta que estos relojes empiezan a tener wifi, no tardaremos en verlos independizarse del smartphone para depender más de la conexión wifi

Mientras llega ese momento ten claro que un smatwatch no es un reloj. Es un complemento del smartphone
En cuanto a la estética, a pesar de existir centenares de carátulas diferentes (pantallas con apariencia de reloj digital o analógico), por muy bella que sea la carátula elegida, siempre será un dibujo en una pantalla y no un precioso reloj con terminaciones metálicas, doradas y relieves. Bajo mi punto de vista, los smartwatches con apariencia de reloj analógico que simulan a los Rolex u otras prestigiosas marcas, son vanos intentos de convertir estos aparatos en lo que no son. Para fardar de lo que no se tiene, mejor una imitación china de algunas decenas de euros

No obstante siendo menos purista, si te gustan los relojes digitales o te gusta variar mucho el aspecto de tu reloj, con uno de estos vas a disfrutar de lo lindo. Las posibilidades son tantas que incluso podrás tener modelos exclusivos creados por ti gracias a las aplicaciones que permiten crear nuestras propias carátulas

Para los amantes de los datos y funcionalidades, estos inteligentes amigos también ofrecen un sinfín de posibilidades que van desde el clima, la hora de salida y puesta de sol, brújula, posicionamiento en mapas, los pasos caminados, el ritmo cardiaco  e incluso eventos del calendario


La perspectiva de Android en los smartwatches es otro de los puntos a tener en cuenta antes de emitir veredicto sobre la existencia y necesidad de estos aparatos. En tan solo 6 meses que disfruto del mío, el cambio del sistema ha sido enorme. Claramente es un producto que está empezando y evolucionando a gran velocidad. Cuando lo compré había pocas aplicaciones para Android Wear, no tenía wifi y el sistema no era tan usable como ahora. Como ya he comentado, han iniciado el camino de independencia del smartphone, gracias a que ya integran wifi y el ecosistema de aplicaciones no para de crecer, tanto en cantidad como en calidad

Ya para terminar voy a resaltar los puntos fuertes que lo hacen imprescindible en mi día a día

  1. Son un lazo de seguridad hacia tu smartphone. Es decir, tu reloj te avisará tan pronto pierda conexión con el teléfono. Si tienes un smartphone de gama media-alta, tan solo con una vez que tu reloj te avise de que te lo estás dejando olvidado en un lugar peligroso ya habrás amortizado el coste del reloj
  2. Poder contestar un mensaje por voz, desde la muñeca sin tener que sacar el teléfono del bolsillo, o poder contestar una llamada, cuando el teléfono está a unos metros de ti, sobre una mesa, supone una comodidad enorme y un ahorro de tiempo. Si valoras tu tiempo y comodidad en dinero, tal vez veas que el precio de un smartwatch no es tan desorbitado
  3. Lo mismo podemos decir de las notificaciones. Cuando recibes un mensaje de alguien o de alguna aplicación, puede que sea importante o irrelevante. Si no tienes smatwatch, tendrás que sacar el teléfono del bolsillo para mirar y decidir si requiere acción inmediata o puede esperar. Ese tiempo se reduce drásticamente con un reloj inteligente. En apenas dos segundos sabrás si ese mensaje que acabas de recibir, puede o no puede esperar
  4. Para hacer la compra se necesitan las dos manos. Una para empujar el carro (o las dos) y otra para coger cosas (o las dos). No resulta nada cómodo andar con listas en papel y bolis, tachando cosas, o con el smartphone ocupando una mano, sobre todo si tienes un smatphone grande. Tener la lista de la compra en el reloj da una libertad de movimiento y comodidad que al final también se traduce en ahorro de tiempo
  5. Si tienes dispositivos conectados, como televisores inteligentes, ordenadores o equipos de música, podrás controlarlos desde la muñeca. En mi caso, tengo un equipo de sonido conectado que se controla desde el smartphone o desde el reloj, lo que me permite cómodamente poder cambiar de canción o regular el volumen. Eso es lo más básico que se puede hacer. Hay quien controla la casa entera desde su muñeca, no obstante esto aún está un poco fuera de alcance, sobre todo por el coste de domotizar una vivienda
  6. Poder anotar por voz, cualquier recordatorio o evento de calendario, sin necesidad de desocupar tus manos es otra cosa en la que estos cacharritos no tienen rival. ¿Cuántas veces has querido anotar algo y estás conduciendo, tienes las manos mojadas o pringadas y no puedes tocar el smartphone o lo tienes lejos y estás haciendo algo que no puedes soltar? Si te pasa a menudo el smartwatch te ayudará a no perder aquello que quieres anotar, pero no puedes

Conclusión: Si no te apasiona la tecnología y tan solo buscas un reloj. El smartwatch no es para ti. No es tan bonito como un reloj, hay que cargarlo casi todos los días y no funciona correctamente sin smartphone

Por el contrario, si te gusta estar conectado y consumes mucho tiempo al día con el smartphone o tienes una agenda complicada y gestionas muchos contactos, llamadas y mensajes, el smartwatch te ayudará a ganar tiempo, comodidad y a no olvidar, demorar o dejar de anotar lo importante

Por todo esto, correré a por otro cuando se rompa el que tengo. No pensaba igual las primeras semanas; más bien pensaba que me había dado un capricho de casi 250 €





Tablets y smartphones Android. Un mundo de posibilidades

Los smartphones y tablets ofrecen un mundo de posibilidades que bien podemos aprovechar para facilitarnos la vida y mejorarla. En este taller, veremos varias formas de sacar provecho de estos aparatos que solemos llevar encima

Ya que estamos todo el día pegados a ellos... ¿Por qué no aprovecharlos mejor?


Puedes realizar el curso de manera gratuita para los 100 primeros en UDEMY

  • Veremos como hablar y transcribir textos o dar órdenes a nuestros dispositivos
  • Guardaremos notas de voz o llamadas telefónicas
  • Capturaremos información en varios formatos con gran rapidez y eficacia
  • Usaremos el dispositivo como un escáner de documentos
  • Haremos búsqueda o borrado de dispositivo en caso de pérdida
  • Realizaremos la compra fácilmente o manejaremos cualquier lista
  • Salvaremos la información en la nube y nos mentalizaremos de que no se deben usar como almacén
  • Escucharemos cualquier tema musical o programa de radio sin necesidad de descargarlo
  • Sabremos lo que se debe y no se debe hacer para estar tranquilos
¿Quién debería realizar este curso? ¿Quién no debería?
  • Te interesa este curso si quieres aprovechar las posibilidades que ofrecen estos dispositivos y ya estás familiarizado con su manejo básico
  • No deberías realizar este curso si no estás familiarizado con estos dispositivos. Dispones de un taller de iniciación totalmente gratuito
¿Qué tienen que saber o hacer los estudiantes antes de comenzar este curso?
  • Es necesario disponer de un smartphone o tablet Android para ir practicando lo explicado

Controla tu economía desde tu móvil y Google Drive

Bienvenido/a a este nuevo Taller donde explicaremos cómo montar un Sistema de Contabilidad Personal

Aplicaciones para Android que registran nuestra contabilidad personal hay muchas y muy buenas, pero en mi caso el problema siempre era el mismo; ninguna se adaptaba a mis necesidades

Las que cumplían mis pretensiones, también solían excederlas con creces, volviéndose complejas. Otras en cambio, parecían adaptarse al grado de detalle necesario pero la interfaz no era práctica o carecían de sincronización en tiempo real, limitándose a las típicas exportaciones de datos del siglo XX, que implican varios procesos manuales y en muchos casos conectar unos aparatos con otros mediante cables

GRATIS para los 50 primeros con el código cupon.oro. Pincha
AQUÍ para acceder








Actualmente empezamos a ver plataformas web+aplicación Android que sincronizan automáticamente y permiten analizar los datos desde un ordenador, permaneciendo todo en la nube, pero... o bien son de pago la mayoría o muy limitadas en sus versiones gratuitas


Así que me he creado mi propio sistema con los datos necesarios y mínimos para mantener una Contabilidad Doméstica o Personal sin grandes complicaciones


Lo bueno de este sistema no es el sistema en sí, sino el proceso, su adaptabilidad a tus necesidades y la potencia de las herramientas empleadas




El proceso empleado para crear el Sistema de Contabilidad Personal puede adaptarse a cualquier caso que requiera la captura ágil y en tiempo real de datos, para su posterior análisis mediante hojas de cálculo




Una aplicación para contabilidad doméstica de las muchas que ya hay hechas, sería como un traje comprado en una gran superficie, cortados todos por el mismo patrón, mientras que este sistema es como tener la tela, las tijeras y los conocimientos para hacerte tu propio traje o adaptar uno existente 

Taller de Inicio al manejo de smartphones y tablets Android

Guía de entrada al apasionante mundo de Android. Su intención es usar un lenguaje llano e ir directamente al grano para sacar partido a nuestros móviles o tablets sin grandes complicaciones técnicas


Gratis los 100 primeros con el código CUPON.ORO

Puedes seguirlo en Teachlr










Google+ Badge